El Apple Watch: la gran apuesta

October 17th, 2014

El espíritu de startup de Apple sigue estando latente, aunque sea probablemente la multinacional que más factura en todo el mundo. La ausencia de formalismos en su dirección (van por ahí en vaqueros y camisas por fuera) indican que siguen perteneciendo a la cultura de California, de San Francisco y de Silicon Valley.

Con el Apple Watch se la juegan. Y están apostando fuerte. Han introducido el know how propio de la industria del lujo y la moda, con ejecutivos de YSL, Burberry, de la industria relojera suiza. Sólo por ese enfoque, el entender que necesitaban adquirir esas habilidades y conocimientos para lanzar el Apple Watch ya merecen un respeto enorme. Ningún otro fabricante de waverables los había entendido así, eran geeks y los veían como algo Geek. Con un nuevo teléfono móvil. En Apple sin embargo los han visto como moda. Sus competidores ya existían, son los relojes, y tenían que competir en su liga.

No sé cómo van a evolucionar. Un reloj es una especie de ‘inversión’, algo comprado para durar durante muchos años. Especialmente si es un reloj por encima de los 300€. Muchas veces son algo que se hereda. Y son un regalo también muchas veces por su durabilidad, por su valor. El hecho de que el Apple Watch sea un objeto de tecnología, y que por lo tanto va a tener un enorme ritmo de obsolescencia en comparación con los relojes de siempre. Cambia las reglas. Porque no puedes llevar dos relojes, uno electrónico, y otro de ‘representación’ clásico. Tienes que elegir, o uno u otro.

El Apple Watch tiene una batería que se agota a diario. Probablemente. No han dado este tipo de datos en la presentación. Pero podemos anticipar que sus planes son que se tenga que recargar cada día, preferiblemente cuando nos lo quitamos para dormir. Pero, si nos vamos a otra ciudad y nos olvidamos el cargador, si tenemos una jornada de trabajo maratoniana y nos quedamos en la oficina, ¿realmente vamos a ver con agrado que nos quedamos sin reloj de repente?

Puede parecer ridículo, pero es cierto que los móviles han sustituido a los relojes para informarnos de la hora, pero para quien lleva reloj, además de representación, deportividad, complemento de moda, etc, lo lleva para saber la hora. Porque quiere girar la muñeca y saber qué hora es. No girar la muñeca y ver que está apagado, y no saber la hora.

Quizá tengan un modo de consumo en el que se anulen otras funciones del reloj dejando solo activa la función de “ver la hora” si se va quedando por debajo de cierto umbral de carga. Sería una idea inteligente.

Otra manera de verlo es pensar que si la gente aceptó que la mayor funcionalidad de los teléfonos implicaba recargarlos a diario, podrían aceptarlo también en los relojes. Pero primero definamos ese “incremento de utilidad”. El Apple Watch es un complemento del móvil. En concreto del iPhone ya que no funciona con Android. Si ya soy un esclavo del cargador con el teléfono, ¿Voy a aceptar serlo también del teléfono móvil? ¿de dos aparatos?. El incremento de utilidad del Apple Watch respecto al reloj tradicional es evidente, pero ¿respecto al teléfono móvil? No es más que un complemento, así que han buscado añadirle funciones de “salud” como la monitorización de parámetros cardiacos para dar más valor.

Mis impresiones:

  • Estamos en la primera versión del Apple Watch. En año que viene habrá otra, con un diseño más ligero.
  • Esos rediseños hacen que el reloj quede obsoleto, impulsando las ventas y la renovación, y son obligadas porque la competencia comenzará a imitar el diseño actual. Pero el efecto será que el reloj perderá valor.
  • La moda pierde valor constantemente, una falda, un pantalón, de un año para otro quedan obsoletos (en muchos casos) y lo aceptamos. Pero también son inversiones menores.
  • La tecnología también impulsará la obsolescencia, pero sobre todo lo hace el cambio de diseño. “Ese es el modelo antiguo” es mucho más evidente cuando hay un diseño nuevo. Sucede con los coches.
  • Para funcionar como producto debe incorporar más utilidad. Han contratado a muchos especialistas en sensores, y no va a ser para añadirle un medidor del ritmo cardiaco nada más. El auténtico valor del Apple Watch llegará como herramienta para monitorizar nuestra salud. Ellos lo saben y por eso están invirtiendo en ello. Llegará en las próximas versiones.
  • El cargador del iPhone, del iPad y el Reloj, ¿podrían llegar a fusionarse en uno solo, como el del Apple Watch? Sería cómodo. Pero la idea parece que tengamos el del reloj en la mesa de noche, y por un lado carguemos el movil para el día siguiente y por otro carguemos el reloj. Creo que la clave va a estar también en la velocidad de recarga.
  • Cuanto más rápido se recargue el reloj menos “esclavo” te sientes. Esa puede ser una gran clave. Una rapidez de carga de 10 min puede ser algo excelente para disfrutar del reloj todo el día.

Es un producto que no lo tiene tan fácil como puede parecer en un primer momento. Exige cambios de usos y costumbres, añadidos a otros cambios en usos y costumbres que hemos dado recientemente (por ejemplo recargar los móviles cada día). Sólo está disponible para iPhone. Tendrá un ritmo de obsolescencia alto, anormal en un reloj. Necesita de más funciones de eHealth para poder ofrecer una funcionalidad propia original que justifique su uso. Y renovación.

Sin duda es una gran apuesta. Creo que en esta primera versión se están centrando en el objeto en sí. En venderlo como un objeto de moda, un complemento de estilo. Y parece que están poniendo todos los mimbres para que resulte efectivamente así. Y es una estrategia a largo plazo. Junto con el incremento en los sensores y en la capacidad para “cuidar nuestra salud” puede estar realmente el boom de este producto. Como complemento para el móvil es poco necesario, como herramienta de comunicación exige que las otras personas con las que queramos comunicarnos también lo tengan (una combinación estadísticamente muy limitante para un uso habitual de esta función). Y como pulsómetro está bien, pero se necesita más que eso en las siguientes versiones. Es una apuesta de una empresa valiente, sin duda.

Con un diseño brillante.

 

Hace como un millón de años que no escribo. Y este blog ha cumplido ya 10 añazos. Así que en cierto modo volver a él es para mí todo un acontecimiento. En este tiempo ha dado tiempo a que Google Reader se comiera a Bloglines para después desaparecer ¡pop! así que es realmente difícil que sin lectores de RSS pueda mantener a los seguidores de Popmk, y si a eso añadimos el ritmo de publicación que tengo, los únicos lectores que llegarán serán por Google. Así que amigo mío, que sepas que llegas a un blog con solera, y que continúa en la brecha. Al tema:

La estrategia de marketing de Apple es uno de mis temas favoritos desde que arranqué con Popmk. Billones de dólares después, Apple sigue estando en plena forma, sigue siendo vibrante. Sobre la Keynote de ayer quería hacer algunos comentarios:

  • Fue aburrida. Repasar (otra vez) las novedades del nuevo sistema operativo de Mac Yosemite, y de iOS, era probablemente necesario, pero redundante. Falto de sorpresas en este punto.
  • El iMac con pantalla de alta resolución es una preciosidad, pero sin más que una pantalla en alta definición de nuevo es una novedad que contar, pero un iMac de 2.500 USD, sin más opciones en tamaño o precio, tampoco ha sido como para excitarse. Porque para profesionales los nuevos MacPro ofrecen potencia y a fin de cuentas la pantalla del nuevo iMac no es más que el anterior iMac con una pantalla (mucho) mejor. Al mundillo profesional esa idea le mola si le sumas la potencia. Eché de menos que renovaran las pantallas independientes, la Thunderbolt Display.
  • Steve Jobs presentaba mucho mejor. Recuerdo cómo presentó la versión actual de las Apple Display, que como novedad incluían un cable único para conectar la pantalla al portátil y darle a la vez alimentación al mismo, que parecía que estabas viendo una revolución espectacular. El tono monocorde de Tim Cook, aunque ha mejorado muchísimo desde su primera presentación desde que accedió al cargo de CEO, aún le falta peso. Y creo que se apoya demasiado en los demás directivos para presentar cada producto. Probablemente con todo el sentido del mundo, porque son los que los conocen mejor. Pero Steve Jobs presentaba el prácticamente todas las novedades, y sí era demasiado personalista, pero también era el que mejor presentaba del equipo. Ahora las Keynotes son menos ‘revolucionarias’. La empresa va como un tiro, pero echo de menos el show :)

Respecto a los iPad nuevos:

  • El nuevo iPadMini 2 es exactamente el mismo iPadMini3, a excepción del TouchID, el sensor de huella digital. Pero ahora el iPad Mini 2 cuesta 100 € menos. Así que ¿para qué vas a comprar casi el mismo hardware y pagar 100 € de más por un sensor de huella digital?. No tiene mucho sentido, de hecho en la presentación no se  presentó nada del iPad Mini 3 (no había mucho que presentar). ¿Por qué esta estrategia?
  • Personalmente creo que tratan de evitar la canibalización de ventas entre el iPad Air y el iPad Mini. Al reducir considerablemente la potencia del iPadMini 3 respecto el ipad Air 2 están consiguiendo potenciar el atractivo del iPad.
  • Seguramente también consigan el efecto de potenciar (aún más) el atractivo del iPhone 6 plus. Así el iPadMini parece que se puede considerar lo que el iPod Touch acabó siendo: un iPhone que no puedes usar como teléfono. Puede que el destino del iPadMini sea ese, acabar como un iPhone Plus pero sin capacidad de llamar. Y con un hardware más limitado.
  • El iPadMini 2 además recibe una rebaja de precio considerable (y habitual en la casa) de 100 €, con lo que pasa a ser una tablet a muy bien precio, por debajo de los 250€, ideal para competir con las propuestas más económicas de las Tablets Android. Así como el Shuffle permitió a Apple ofrecer un reproductor de música por 99$ y bloquear a la competencia más low cost con un producto diferenciado del resto de su gama (y aún así muy molón).
  • Así que puede que la jugada esté definida por estas dos estrategias: destacar aún más las ventajas tecnológicas del iPad Air 2 y hacerle ganar atractivo, a la vez que se compite en el segmento más cerca del bajo coste (por así decirlo) con una tablet con un hardware aún competitivo.
  • Pese a la presentación soporífera de ayer queda claro que el iPad es un producto estratégico para la compañía, y se toman muy en serio las estrategias para defender sus márgenes y a la vez  bloquear el ascenso de las tablets Android apoyadas por sus precios más bajos.

En mi caso que soy un enamorado del MacMini me encantó que lo renovaran. Me habría gustado un pequeño rediseño, hacerlo más fino, o aunque fuera  la frivolidad de tenerlo en color Oro o Gris Antracita. Sigue siendo una alternativa elegante como ordenador de sobremesa. No entendí bien el enfoque en los microprocesadores Core i5 cuando el mío que tiene algo más de un año calza un i7, imagino que han pensado que era más atractivo bajarle el precio pero aumentarle la RAM de 4 Gb a 8 Gb, lo que en la práctica equivale a que el ordenador vaya mucho más fluido y rápido. Pero cuando se trata de alargar la vida útil de una máquina siempre puedes aumentar la RAM (además, con el tiempo, es mucho más barata) y sin embargo en la práctica no puedes cambiar el microprocesador (ya para eso compras una máquina nueva). Sí me gustaría destacar el nuevo disco duro en memoria Flash, en lugar del disco de toda la vida, lo que lo hace aún más ligero, silencioso, y probablemente rápido. Para mí sigue siendo uno de los objetos más bonitos diseñados por Apple.

En cuanto a otras novedades, echo de menos actualizaciones del Apple TV, de las pantallas Display, de los periféricos (el ratón o el Touchpad), incluso de los teclados. Cosas menores para una empresa con el foco en el nuevo reloj, el Apple Watch.

 

El lanzamiento de Google Keep (un clon de Evernote, aunque limitado pero que apunta a una mejor interfaz para mi gusto) ha sido muy contestado por los bloggers. La razón es que muchos de ellos son Early Adopters, los primeros en probar las cosas nuevas. Además, escriben desde sus blogs (muchos de ellos verdaderamente influyentes) además de la noticia del lanzamiento, sus impresiones y recomendaciones generalmente positivos hasta ahora, respecto Google. La razón es ya conocida sobradamente: Nosotros, los creadores de contenido, usábamos, amábamos y teníamos una gran colección de información en Google Reader, y Google lo elimina de un plumazo. Siendo la herramienta potente que era y gratuita, no se han desarrollado herramientas alternativas que hagan la misma o similar función, y así su desaparición puede llevar a la desaparición de toda la categoría de Lectores de RSS vía web (o en la nube). Un mal rollo, porque si algo le gusta al que escribe un blog es leer los blogs de los demás.

Pero sobre todo es la duda, ¿en qué próxima “limpieza de primavera” se lo cargarán, con todas mis notas dentro? Sí sí, lo podrás exportar a otro servicio, pero ¿a cuál, si a tí ya te gustaba ese? ¿habrá muchos servicios alternativos una vez Google haya metido a fondo sus zarpas dentro? No es probable.

Primero fueron productos desarrollados a partir de startups compradas como Jaiku (un clon de Twitter muy contemporáneo). Al menos dejaron su código open source. Como con Wave. Pero sin contribuciones de grandes pesos pesados o una fundación o empresa detrás, estos desarrollos suelen acabar quedándose desactualizados y mueren. Pero después iniciaron todas las primaveras hace ya dos o tres años un proceso de eliminar productos duplicados, o con poco nivel de uso. Esa limpieza poco a poco ha ido yendo más allá, eliminando productos que estratégicamente o financieramente no interesaban como Piknic o el propio Google Reader.

Al haberlo hecho como algo anual, ahora se espera todos los años. Si lo hacen todos los años, y ya han eliminado los productos ‘menores’ puede que empiecen a cargarse productos ‘mayores’, como es Reader el primer ejemplo. ¿Qué se cargarán el año que viene? ¿y el siguiente? ¿y el siguiente?

Eso crea una natural desconfianza sobre si debemos depositar nuestra información en manos de una empresa que cada primavera se carga un taco de productos y servicios.

Si no podemos confiar en dejar nuestra información en los productos de Google, no tendremos interés en sus próximos lanzamientos de nuevos productos.

Así que tras los fiascos de Wave, Notes, han llegado el corte a productos sin un ‘éxito suficientemente grande’ y se llevan por delante cosas como Reader.

Si lo hubieran hecho sin más, sin convertirlo en un macabro evento anual (a quién se le ocurrió?) no tendríamos esa espada de damocles sobre cada cosa que subimos a Google. Sobre cada nueva herramienta que lanzan, o sobre las herramientas más pequeñas que nos proponen.

Sí, Apple también se carga productos ‘que no tiran’ como Ping (que quería ser una red social ‘a la myspace’) o como otros muchos cuando llegó de nuevo Steve Jobs y reordenó los esfuerzos de la compañía. Pero ni lo hace como un ‘acto anual’ ni lo hace sin mostrar respeto por la gente que trabaja con ello. En el caso concreto de Apple recuerdo que Steve Jobs subido a un escenario estuvo dando explicaciones a gente que desarrollaba sobre tecnologías que iban abandonar (cosa que pica bastante y deja bastante desilusionado a un desarrollador, con los escasos que les eran lo que tenían en la época).

Aquí un segundón lo cuenta en su blog particular, diciendo tonterías como ‘dadme ideas de para qué lo usáis que podamos implementar en “otros productos”‘. Han entendido la mitad de la lección, que es lo mismo que no haber entendido nada.

 

La misma empresa que hace unos años estimó que debía rescatar el contenido de esos foros, foros de dónde habían bebido como ingenieros, en un movimiento de nostalgia y de acción sin ánimo de lucro más cerca a lo que haría una fundación que una empresa privada.

Es la misma empresa que hoy, años después, decide cerrar Google reader sin plantear la más mínima alternativa. La misma que compró Blogger. La misma. Pero quién lo diría.

Movida cada vez más por un enfoque puramente mercantilista, estratégico, y cegada por ir perdiendo el tren de Lo Social (Twitter y Facebook) sólo apuesta por Google+. Lo que ocurre es que los usuarios amaban Google Reader, no era un producto mayoritario, pero sí vivido con una relación muy especial por parte de quienes lo usaban.

precisamente el tipo de relación especial que no existe con Google+. Metérnoslo con calzador no parece que vaya a ser la clave del éXito. Facebook, controvertido, pero enamora, Twitter también, Reader lo hacía, y desde luego Blogger. Google plus no lo hace.

Se equivocan. quizá Reader tuviera que cambiar, o desaparecer o lo que sea. Pero de la misma empresa que hacía las cosas con bastante amor y respeto, como cuando se hicieron cargo de USeNet llega otra manera de hacer las cosas: por puro y duró interés. Y sin complejos, sin esforzarse ni un poquito en disimular. Personalmente creo que no son Apple. Este tipo de cosas las hacía Apple pero a cambio daba otras (interfaz excelente, mejoras significativas y radicales constantes). Google es una empresa puramente online (aún está por ver qué hace con Motorola, pero en Hardware podemos calificarla de una ‘segunda Microsoft con sus teclados y ratones y Xbox). Si pisotean las herramientas que dieron y que enamoraron a los opinion leaders de lo online… probablemente un día echen en falta su apoyo, su amor por la marca, y no lo encuentren.

Es un como si de repente a MattCutts se lo tragara la tierra, y no hubiera nadie agradable y con autoridad para dirigirse a la comunidad de SEOs. Si empiezas a cargarte tus señas de identidad, lo que te hizo diferente además de técnicamente, también en valores, si empiezas a despreciar los early adopters, a los opinion leaders, a los heavy users… Acaba por ser malo. La forma en que han tratado a los usuarios de Google Reader es muy mejorable. Es una de esas cosas que no se olvidan.

 

El panadero José Navarro fue contactado por un grupo de inversores para iniciar en Quart de Poblet una revolución, vender barras de pan a 20 céntimos de euro la unidad. Un precio mucho menor incluso que Mercadona, que las tiene a 0,37 €. ¿Cómo lo hacen? ¿Qué pretenden?

De momento son varios los despachos de pan en Quart de Poblet y alrededores los que durante 2012 han tenido que cerrar incapaces de hacer frente a la pérdida de clientes frente a la barra de 20 céntimos, empresa que sigue expandiéndose con un ambicioso plan de abrir 30 establecimientos en 2013.

Los factores que pueden explicar cómo pueden hacer una barra de pan tan barata y que otros panaderos no son capaces de replicar no son las economías de escala. Trabaja en obradores tradicionales, sin mayor mecanización, luego no hay ahorros ni en mano de obra ni en coste energético. Y desde luego que gana dinero, este panadero durante 30 años perteneció a la asociación gremial y no se va a buscar tantos enemigos de por vida por ganar “poco” sino a cambio de ganar mucho mucho dinero.

Tampoco ahorra en logística, sigue repartiendo en las mismas furgonetas que sus competidores.

Su producto es sólo uno: una barra de pan un poco más pequeña y de menor peso que las tradicionales. Este factor ofrece algunas ventajas económicas:

  • Pueden caber más barras en cada hornada. Luego puede aumentar la producción y a la vez ahorrar en coste energético. Pero es perfectamente imitable por los demás rivales del mercado.
  • Sólo tiene un producto, la barra a 20 céntimos. Los hornos tradicionalmente tienen la barra como gancho, de donde ganan es en panes especiales (chapatas, gallega etc) y “caprichos” como croissants, empanadillas etc. Estos son productos con bajo coste (harina fundamentalmente) pero con mucho mayor precio. José Navarro se olvida de todos esos productos. Sólo vende la barra.
  • El centrarse de esa manera le permite despachar en tienda de manera mucho más rápida. Obtiene una mayor rentabilidad por cada empleado despachando pan. Incluso puede ganar algo de espacio en el transporte de las furgonetas.
  • Sigue trabajando como comentamos en obradores pequeños,ya que el suyo principal se logran precintado las autoridades. Pero sigue teniendo la produccion cercana a las tiendas

La clave parece estar en la materia prima principal: la harina. Utiliza una harina de menor calidad. Seguramente habrán conseguido algún buen acuerdo con un molino de harina que haya hecho una importante inversión estos últimos años y se haya visto “pillado” por la caída del consumo. O bien lo han adquirido o tienen un acuerdo de producción exclusiva. Parece probable una integración vertical.

Quizá su estrategia se complemente con otra: ser el Zara del Pan. Situarse junto a los Mercadona (o similares) y ofrecer pan a precios mucho más bajos. En su época Zara hacía algo así con la moda, situándose siempre lo más cerca posible de los Corte Inglés.

Pero también hay otra opción: expulsar competencia de forma radical. Y hacerse con el monopolio. Sería una estrategia pobre, abrir un despacho de pan muchas veces no requiere ni de Obrador con las masas congeladas, ni el local necesita grandes inversiones, si en el futuro quisiera aprovechar su “monopolio” subiendo precios, abriría la puerta a nuevos entrantes rápidamente.

Personalmente me inclino por algún tipo de integración vertical que les permita obtener la harina a un precio muy reducido, pero obviamente necesitando de volumen para poder mantener los costes de producción a raya. Creo que el dinero no lo ganan (ni lo pierden) con el pan, sino con el procesado de la harina, que no debe ser mal negocio. De ahí que la mecanización de la producción de pan, o la optimización logística, ni del espacio comercial, sean diferentes que las de cualquier otro horno de pan.

Eso explicaría el papel de los inversores que no saben de producir pan, y que necesitaron de este panadero para poder adquirir los conocimientos de producción. Y también explica el ambicioso plan de expansión.

A fin de cuentas ya lo hacía el traficante Frank Lucas  en los 70, adquiriendo la heroína directamente de Asia sin intermediarios ofreciendo su Magia Azul de más “calidad” y a un coste imposible para sus rivales. La película es American Gángster.

Es curioso como la disrupción en Taxis, alquiler de coches y hoteles recibe también una respuesta hostil, amparándose en leyes que más que proteger a los consumidores protegen al mercado. La diferencia y la sospecha se produce sin embargo en este caso por el secretismo, que no debería ser necesario porque si ya tienen un acuerdo preferencial o poseen una harinera… Se acabará sabiendo, aunque sí les ayuda para evitar que sus rivales imiten su estrategia uniendose. De hecho su falta de concentración les hace débiles, y han basado su competitividad en los acuerdos de precios que desarrollaban a través de sus asociaciones gremiales. Los despachos de pan no son ningunos santos a la hora de abrirse a la competencia, sino que pactan precios desde hace décadas. Pero Esta vez ya no es suficiente.

 

Recibido hoy en mi email:

Nuestras propuestas para su empresa son:

ATRAER VISITAS A SU WEB Y AUMENTAR SUS REDES SOCIALES, por ejemplo:

  • Le Conseguimos 2.000 Fans / Me Gusta en su FACEBOOK por 90€ en 7 días.
  • Le Conseguimos 40.000VISITAS EN SUWEB por 68€ en quince días.
  • Le vendemos una BASE DE DATOS CON 700.000 EMPRESAS de España por 199€. Clasificada por: Nombre / Dirección / CP / Localidad / Provincia / Teléfono / Email / Url / Sector. ..
  • Le vendemos una BASE DE DATOS CON 200.000 EMAILS DE PARTICULARES Y EMPRESAS de España por 99€. (Si lo desea también nos ocupamos del envío).
  • Le Conseguimos 2.000 Seguidores en su TWITTER por 74€ en 10 días.
  • Le Conseguimos 10.000 visualizaciones en tu video de YOUTUBE por 78€ en 10 días.

 

Es interesante como años y años después, los casos de éxito son tan pocos y de tan poca entidad.

Personalmente creo que el social media efectivamente funciona para los pequeños comercios locales con cierta personalidad. Esos que gusta seguir en Twitter o Facebook. Pero las grandes (y medianas) empresas… ahí sigo sin ver casos de estudio que justifiquen una inversión que muchas veces ya se encarga a la agencia de comunicación de turno de ‘travestir’ contratando a escondidas algunas suculentas ofertas de ‘popularidad’ como las arriba mencionadas.

Llevo tiempo observando esta nueva tendencia de consumo entre personas en plan “yo tengo ésto y te lo alquilo”, primero con el alucinante caso de AirBnB que va camino de convertirse en una alternativa real y muy chula a los hoteles, que se está consolidando abriendo bases por toda Europa. Todo muy punk. Pero muy bien hecho y naïve también. Desde el alquiler de coches de MovoMovo o la venta de ropa de niño de segunda mano pasando por el caso de AirBnB y sus clones. Todo bonito, no siempre tan barato como pueda parecer en un primer momento, pero sí con mucha más variedad, son otras opciones en el mercado. Como los Taxis P2P de Lyft, un tipo con un coche y un teléfono móvil va recogiendo viajeros en un modelo de RideSharing bastante chulo (si se puede hacer entre ciudades con el CarPooling, ¿por qué no entre dos puntos de una misma ciudad?), conceptos que ponen a prueba la legislación y su sentido, o si son modelos que pueden convivir. Porque la ley por un lado quiere protegernos de chapuceros y ofrecernos unas mínimas garantías de seguridad, higiene, etc, pero también de disponibilidad; si los taxistas no pudieran hacer frente a la competencia de particulares, quizá en el momento que tú necesitas y en el sitio que te viene bien, igual no tienes un taxi disponible. Por eso es un servicio público. Pero si son modelos que pueden convivir, puede ser genial tener alternativas. Ahí es donde entra en juego la posición de ‘atacante’ y ‘defensor’, de lobbies y grupos de presión, armados de la legislación.

La tecnología está poniendo muchas cosas patas arriba. Bueno, la facilidad de comunicación que ahora ofrece la tecnología es lo que lo está haciendo.

La ley hipotecaria es asimétrica, injusta, y exclusivamente favorable para los bancos, los rescatados bancos. Cuando jueces y policías hacen ya declaraciones abiertamente públicas expresando claramente que las ejecuciones son abusivas en una gran mayoría de casos, la situación de los políticos se va haciendo insostenible. Porque los policías y los jueces también van puteados pagando sus hipotecas, porque tienen amigos y familiares con dificultades… Porque también son ciudadanos.
Los políticos tienen siempre guante de seda con la banca, ellos les financian y les perdonan los préstamos (digo yo que eso es financiación ilegal) y los políticos no molestan.
Pero la revuelta en la calle va creciendo.

Naming para Banco Malo II

August 21st, 2012

Bicho Bank

 

(es toda una iteración, ya muy cerca del nombre perfecto)

RSS | XHTML | CSS
WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U