Últimamente las calles se mezclan carteles de se alquila con algunas tendencias curiosas en el tipo de comercio que, en mitad de este holocausto económico, están abriéndose.

Por ejemplo, me alucina que las fruterías sean una tendencia muy destacable en calles muy céntricas. No en las principales, pero sí muy cerca de ellas.

Todo a 10€. La gente quiere salir pasear y comprar, en China se fabrica muy barato, y el bajo precio + elevado margen + elevada rotación funciona.

Compro Oro. Ahora con “empeńa tu coche” incorporado.

Zapatos entre 10 y 15€. Madre in China y precio excelente. Coste para el comercio, entre 2 y 4€ el par, hagan sus cuentas.

Estas tendencias se unen a otras de comercios ya existentes: poco a poco los cafés van moderando sus precios, abandonando los 1,20€ y poco a poco traspasando la barrera psicológica del euro. Los comercios de muebles están poblando sus escaparates de pulseras, fulares y abalorios, buscando la compra por impulso y la rotación. Las inmobiliarias que quedan ahora sólo trabajan los pisos de alquiler. Los concesionarios de coches se centran en reparaciones. Las cadenas textiles pasan un 90% del tiempo con descuentos y precios especiales. Los fabricantes de alimentación ya no lanzan novedades, sólo packs para poder ofrecer precios más bajos.

Y por ahora poco más. Navegando y esperando que el vigía grite un día de estos el “tierra a la vista!” que todos deseamos. Pero que no está aún cerca.

Guerras. Malgasto. Nuestra sociedad, nuestro país ganó de golpe un importantísimo premio, pero por inmenso que fuese cayó en una sociedad pobre, poco sofisticada y contribuyo a obtener riquezas sin esfuerzo, sin innovación, sin emprendimiento comercial con el resto de vecinos europeos.

300 años de riqueza sólo produjo una ventaja competitiva: líderazgo en religión católica. Traducida en órdenes religiosas: Franciscanos, Jesuitas y posteriormente Opus Dei entre otros.

Lamentablemente son poco prácticas para el conjunto de la sociedad porque son organismos de poder autónomos, que acumulan riqueza sin emplearla de forma productiva, y que viven de forma paralela a la sociedad preocupados de mantener su parcela de poder e influencia.

Otros países alcanzaron su esplendor basándose en el poderío militar, pero ganado de nuevo a partir de una posición económica que lo hacía posible. Y las riquezas, aunque malgastadas con frecuencia igualmente que en España, encontraban también buen gasto en una base de artesanos y comerciantes que medraban de la mano de nobles y terratenientes. Con las décadas fueron el germen de florecientes industrias, universidades y burguesía.

Nosotros nos especializamos en curas que formaban un poder paralelo considerándose no sólo al margen del país y sus instituciones (incluso leyes), sino incluso por encima.

Al ser un poder al margen de España ni tan siquiera ha servido para que España tenga una influencia en otros países a través de ellos. Ni tan siquiera.

Una industria baldía, consumidora de recursos, generadora de desincentivos para el resto de la sociedad, sólo preocupada de sostener y aumentar su influencia aunque sea a costa de reprimir ocultar y negar la innovación, la iniciativa, el librepensamiento, los valores éticos y morales que cuestiona su posición.

Llevo unos días pensando en el comentario de Matt Cutts:

Google wants the web to look like a brand new Apple iPhone and he wants every entrepreneur to think as hard of the look of their site as hard as they do about the service they provide.

Y hoy descubro que Google está haciendo pruebas de un nuevo diseño de sus páginas de resultados buscando un mayor minimalismo, al menos unos resultados más claros, elegantes y de mejor lectura y usabilidad.

http://techcrunch.com/2011/05/06/google-new-results-page

Lo que más me sorprende de este nuevo diseño que está probando es el concepto que hay de fondo: lo importante es la primera página de resultados. Porque hoy, gracias a Google Instant, ya sólo hay una página de resultados que se va refrescando a medida que introducimos términos de búsqueda.

Parece que Google piense ahora más en la experiencia de usuario, ya que en la recogida y procesado de información es el líder indiscutible. Parece que busque ofrecer una experiencia mejor no sólo en el buscador en sí, sino también en la experiencia que proporcionen las páginas situadas en las primeras posiciones de los resultados. Como un todo. Un ecosistema en que los primeros 10 resultados de cada búsqueda sean excelentes en calidad de información y en usabilidad, o incluso más allá: en diseño. Quién sabe si un nuevo algoritmo de Google comenzará a valorar las proporciones de las tipografías, la armonía de los colores, los espacios en blanco y otros factores de estilo.

Es decir, parece que en Google tienen una idea nueva en la cabeza: usabilidad y claridad. Y que esa idea no sólo la ven en su buscador, sino que la quieren aplicar también en las webs que aparecen en su buscador en primeras posiciones. Es decir, proporcionar una experiencia de usuario total tanto en información relevante como en una buena experiencia con esa información.

Como usuario me parece un excelente camino, y si estoy en lo cierto, parece una evolución completamente lógica.

RSS | XHTML | CSS
WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U