Facebook es un riesgo latente para Google. Analicemos sus modelos:

Google:

  • Necesita que internet esté llena de contenidos interesantes
  • Necesita que las empresas estén también en internet
  • Efecto combinado: las personas utilizan internet para encontrar todo tipo de contenidos que les interesan, entre otros productos de empresas. A las empresas les interesa anunciarse ante esa audiencia, y el método más rentable y eficiente es el de Adwords.

Adwords es el centro de los ingresos de Google, lo que tiene que proteger a toda costa.

Para ello necesita continuar incentivando que los usuarios creen contenidos interesantes (llámalo usuarios, llámalo granjas de contenido). Y aumentando la utilidad de ese contenido, mostrando el de más calidad más fácilmente a los usuarios (posicionando mejor en sus listas de resultados).

Facebook:

  • Necesita que lo use mucha gente.
  • A partir de ahí, está generando modelos de negocio. El de la publicidad era el más obvio, comparada con Adwords es menos efectiva, por ello es también más barata. Genera buenos ingresos a FB. Otro modelo, el de los juegos ha sido todo un descubrimiento, especialmente desde que obliga a las empresas que desarrollan juegos a usar exclusivamente la ‘moneda Facebook’, los Facebook Credits, gestionando Facebook el proceso de cobro al cliente, dándolo a éste la ventaja de una ‘bolsa de monedas’ común para todos los juegos de todas las compañías (más práctico y cómodo) y a cambio quedándose con un 30% de margen. Es un buen negocio.

Pero Facebook no va a quedarse ahí. Va a ir a más. Permitidme que dé un pequeño rodeo

Twitter, Tumblr, Facebook (y algunos más). Plataformas cerradas (o controladas)

  • Estas empresas han acabado con los Blogs (como plataforma para el gran público) por un motivo: Nada que mantener, nada que instalar, nada técnico que aprender. Darse de alta, usar y listo.

// (sí, los blogs siguen siendo una parte fundamental de la creación de contenido de calidad en internet, junto con la prensa online, pero su creación es para usuarios minoritarios, ya no son para el gran público aunque sean el centro de las noticias y actualidad en internet). //

Las ventajas para el usuario de las plataformas cerradas (o controladas):

Me parece una dinámica espectacular. La gran mayoría de personas no quiere contratar un hosting, pelearse con una instalación, saber qué es MySQL etc. Por eso montarse un WordPress hoy es un hobby. Como quien hace maquetas. (aunque mucho más creativo y enriquecedor porque publicas contenido, claro)

Por el mismo motivo que el iPad triunfa por más que con un tablet Xoom (Motorola) o Galaxy (Samsung) puedas ‘hacer más cosas’. Ese “hacer algunas cosas más”, complica espectacularmente la experiencia del producto para todos los usuarios.

Un ejemplo es el iPod comparado con todos los clones de MP3 que salieron. Un producto sin algunas funciones como carpetas, archivos que van de ordenador a dispositivo y viceversa, descargas de archivos, etc de repente se convierte en un producto mucho, pero mucho más fácil de usar. Ojo, por lo que hemos podido aprender, un dispositivo cerrado no es un dispositivo preferido ‘per sé’. La experiencia de usuario debe ser muy superior. Es decir, la interfaz, el diseño de la interacción e incluso el diseño del objeto deben ser sobresalientes. Ahí es donde el usuario lo prefiere de todas todas, como un conjunto objeto-interfaz-funciones que funciona como un todo, por eso es cerrado (pero prefiero llamarlo Plataforma Controlada).

El usuario mayoritario y promedio REALMENTE no necesita esas funciones extra, o en otros casos no le son imprescindibles. Y le compensa mucho más la facilidad de uso, que el ‘este aparato hace de todo’. iPod, iPad, iPhone no hacen de todo DELIBERADAMENTE. Son un entorno cerrado. Controlado. Los que hacen aplicaciones para estos aparatos tienen que pasar un proceso de aprobación previo. No vale cualquier cosa.

El resultado es que la experiencia de uso es super gratificante. Ultrasencilla. Y el usuario mayoritario NO ES GEEK. No quiere aprender a encender la lavadora configurando su PC y gestionándolo de forma remota hackeando su teléfono móvil. NO.

El usuario quiere hablar con su familia, ver el email,  quiere jugar un rato, tocar y saber de forma instintiva manejar un aparato, navegar por internet. Todo fácil.

Twitter, Tumblr, Facebook son exactamente lo mismo.

  • Son cerradas. Cerradas significa, entre otras cosas, controladas. No se pierden datos, no suceden grandes calamidades (rollos de robos de datos de usuarios y esas cosas) etc.
  • Vigilan por que las cosas sean sencillas para el usuario. Controlan la experiencia de usuario.
  • El usuario obtiene las ventajas: no necesita saber muchas cosas para manejarse, especialmente comparado con el escenario alternativo:

Escenario alternativo, plataformas Abiertas. WordPress, crear una página web etc.

  • Montarse un blog de WordPress (.org) es un infierno de descargar el archivo, subirlo por FTP (saber qué es un FTP) haber contratado un servidor, saber a qué carpeta subirlo, crear la BBDD de MySQL, verse un par de webs con tutoriales para hacerlo, configurarlo a su gusto, probarlo, no funciona, a ver, cambio cosas, prueba y error, no funciona, pido ayuda a un amigo o en un foro, apagar y encender el router, parece que ha empezado a funcionar solo. Ahora personalizarlo, tocar los CSS, editar imágenes en Photoshop, generar JPGs, subirlos. Etc.
  • Las plataformas abiertas se fragmentan, ofreciendo experiencias dispares a los consumidores y en su mayoría deficientes y frustrantes. Las funciones empiezan a crecer, se hace mucho más rico porque incorpora las ideas de muchos, pero la mayoría de veces las implementaciones de dichas ideas añaden bugs, complejidad, problemas de manteniemiento…

En el punto medio está la virtud:
Realmente lo ideal es una plataforma con elevado grado de apertura, como puede ser la App Store de Apple, pero con los elementos básicos fundamentales controlados, y ahí entraría el sistema operativo iOS, la gestión de Apple al definir la interacción (elementos de interfaz comunes), ciertos parámetros de calidad par poder ser aceptada, etc.

    No se trata de reducir las opciones para los consumidores para ‘forzarles’ a consumir lo tuyo, exprimirles, que es el modelo tradicional ‘cerrado’, sino de reducir las opciones, dando margen para crear pero dentro de un entorno controlado, con determinadas opciones de interacción, de funcionalidad y plataformas de programación  comunes y generales para todos. Dando una experiencia uniforme en unos aspectos y después tan diversa como las necesidades de los usuarios y la inventiva de los creadores/empresas pueda conseguir, dentro de ese marco.

    El modelo idóneo es un modelo cerrado no para ‘exprimir al consumidor’, sino pare proporcionarle una experiencia de uso homogénea, cómoda y segura. Controlada. En un entorno de competencia. Un ejemplo: iPhone (plataforma cerrada) y sin embargo hay muchos fabricantes de teléfono (competencia).

    Deberíamos hablar más que de Plataformas Cerradas de Plataformas Controladas.

    ¿Hay riesgos para la libre expresión? Naturalmente. es el riesgo principal. Pasar de controlar para el usuario a censurar para los intereses de un tercero. Pero hablamos de interfaces y herramientas, de experiencia de uso, no de contenidos.

    Y especialmente, el escenario alternativo, autogestión de una presencia web a través de un blog, una página persona o de una pequeña/mediana empresa implica complejidad, gastos de servidor, dominios .com, y un gran esfuerzo en horas de trabajo que nunca termina (mejoras, adaptaciones, mantenimiento, resolver problemas del servidor etc).

    Es lo que se llama un hobby.

    </fin del rodeo>

    <inicio conlusiones>

    La gente no quiere complicarse tanto la vida. Quiere comunicarse, generar contenido, tener una vida social en internet. Ahí es donde quiere dedicar el esfuerzo. No en los pasos previos para poder tener la herramienta lista, sino en su objetivo. Comunicarse.

    Facebook es el que mejor ha conseguido crear esa plataforma. Además es un monopolio natural. No habrá nadie que pueda disputar su liderazgo, porque ‘todos están en Facebook’. Podrá haber otras redes sociales, como Twitter, pero tendrá que ser porque aportan otra cosa. En Facebook están mis amigos, mis relaciones, y estamos todos. ¿Por qué ir a otra red social donde ‘no estamos todos’ y encima tengo que hacer la ‘mudanza’?. Facebook es y será Facebook.Y Twitter, sea donde sea que alcance, es y será Twitter, Fb por más que lo intenta no le ha podido arrebatar la iniciativa y el liderazgo para compartir información y actualidad, precisamente por la naturaleza diferente de ambas, al ser Fb para amigos es muy limitada su ‘viralidad’ y Twitter al ser abierto a todos la ve multiplicada.

    El gran giro que se está produciendo es que no sólo los particulares han migrado abrumadoramente a Facebook/Twitter sus redes sociales, familiares, intereses comunes, generación de contenidos, autoexpresión etc.

    Ahora también las empresas están comenzando a trasladarse a Facebook. Las nuevas incluso directamente crean en Facebook su punto de contacto online. Ya no se molestan en crear una web.

      Quiero explicarme bien. Que las empresas se trasladen a Facebook no significa que esa fiebre de chorradas, juegos, promociones, campañas de publicidad etc para que la gente haga ‘like’ o se haga fan de una página de una marca tenga sentido. No lo tiene. Si para conseguir eso has tenido que regalar productos, descuentos etc, y si después de hacerles llegar no consigues saber qué hacer realmente con ellos, bueno, pues no hay que ser muy crack para darse cuenta de que es una estrategia muy poco práctica y poco rentable.

      Pero es lógico que estos errores se cometan, estamos tratando de encontrar el lenguaje de un nuevo medio. Y las empresas/agencias tratan de replicar los modelos que ya conocen, sin ser los realmente efectivos. Como en los principios de internet, habrá que hacer decenas de miles de intros en Flash para que al fin alguien piense y diga en voz alta: “Esto no tiene sentido!”. Ahora en Facebook estamos en esa fase. Pero lo interesante es lo que viene después.

      • Las pequeñas y medianas empresas de todo tipo van a comenzar a trasladarse abrumadoramente a Facebook. ¿Motivos?
      • Nada que instalar.
      • Poco que diseñar. Lo importante es la gestión de la comunicación, como en Twitter. El diseño importa poco.
      • El email perderá importancia como forma inicial de comunicación. Al igual que los ‘Formularios de Contacto’
      • No hay que buscar un ‘diseñador web’, sino un ‘diseñador Facebook’ y un ‘programador Facebook’.
      • Y no lo necesitan obligatoriamente. Es fácil tener una presencia online sin más. Mejor que una web cutre. Más barata. Más sencilla. Más centrada en lo que necesitan, comunicarse con sus clientes y captar nuevos clientes. Tan fácil como abrirse un perfil.
      • Y se necesitará ‘Posicionamiento en Facebook’, quién sabe si basado en los ‘Likes’ o los likes más recientes, o en qué ‘valor’ tiene el usuario que hecho un like respecto otro… Tendrá su propio algoritmo. Pero tendrá su buscador. Y por lo tanto sus listas de resultados.

      Cuando en la publicidad las empresas ya no ponen www.miweb.com y sin embargo ponen facebook.com/miweb el giro está más que claro.

      En este escenario un Facebook con un buscador que devuelve resultados cuando buscas una empresa, es una herramienta muy útil para el usuario. Y ofrece un panorama más potente para vender Facebook Ads. El gran rival de Google Adwords. Pero para eso necesitas tener ‘dentro de facebook’ suficiente cantidad de información, de empresas, de productos, servicios, y buenos algoritmos para que efectivamente ese buscador sea ‘útil’ y una alternativa respecto Facebook.

      Este es el problema al que se enfrenta Google. sus ingresos vienen de la publicidad que se genera cuando los usuarios buscan en Google productos y servicios profesionales/empresariales en internet, a través de su buscador. Entonces están muy interesados en la publicidad y hacen click en los anuncios.

      Si las empresas que ofrecen estos productos/servicios migran a Facebook, los usuarios comenzarán a usar Facebook para informarse, contactar y decidirse por la compra… en Facebook. Empezarán a buscar más y más en Facebook cosas que quieren comprar. Y las empresas pondrán publicidad en Facebook. Y los usuarios harán click en la publicidad en Facebook.

      Los usuarios tendrán una experiencia bastante más ordenada que con las webs particulares que pueblan la Web. Porque todas las páginas de Facebook tienen una estructura de base común, luego instintivamente sabrán encontrar lo que necesitan con más facilidad. No habrá interfaces diferentes según cada web y según la calidad de sus diseñadores de interfaces. Todos serán iguales en muchos elementos, facilitando enormemente que el usuario sepa orientarse y hacer lo que necesita. Sí se pierde ‘personalidad’ y diferenciación, pero al usuario eso le importa regular. Más bien nada. Y las empresas acabarán dando al usuario lo que el usuario quiere: verle en Facebook.

      Es decir,

      El gran problema para Google es que las empresas se trasladen masivamente a Facebook, que abandonen la Web de tal manera que incluso ya no cuenten con una versión web tradicional, sólo su página en Facebook como vía de contacto y escaparate en internet. Eso implica que los usuarios buscarán productos en Facebook, obtengan una mejor experiencia al ser un entorno controlado y uniforme en muchos aspectos. Y eso implica que las empresas que utilizan publicidad de Adwords para conseguir contactos comerciales y ventas, empiecen a usar Facebook Ads para lo mismo ya que los usuarios estarán en el mismo ‘estado mental’ que cuando buscan en Google: interesarme por productos. Hasta ahora no pasaba porque sencillamente, no había productos en Facebook. Pero los va habiendo, y la dinámica ya se ha iniciado con fuerza y con valores de fondo que la harán funcionar.

      Y esto, también puede servir para Twitter si aprovechan la oportunidad que tienen de hacer lo mismo. Twitter.com/miempresa puede ser una gran fórmula de venta, pero deben potenciar su interfaz más allá del mero intercambio de mensajes.

      Y ambas necesitan poder crear plataformas de pago online a disposición de las empresas, de forma que todo el proceso económico suceda en su entorno.

      La Pregunta que responderá el tiempo:

      • ¿Podrá reaccionar Google? Google se basa en lo abierto, pero también es complejo para la gran mayoría de usuarios. Eso sí, el contenido aún se crea en la Web. En Facebook se crea más bien poco (o muy personal) y en Twitter se crea mucho pero le faltan funcionalidades para atraer a las empresas (especialmente páginas diferenciadas y adaptadas a sus necesidades) y para que puedan montar ahí sus escaparates. Desde luego Google está intentando reaccionar.
      • ¿Podrán ofrecer Facebook y Google una experiencia al usuario a la altura? Microsoft ha sido un ejemplo de entornos cerrados (Office, etc) pero de usabilidad desastrosa. Apple ha acabado por vencerles en ese campo (que siempre ha sido el suyo) y los resultados económicos están a la vista. La interacción es un valor clave de la experiencia, Google debe mejorar en este punto, y Facebook ni te cuento. Pero probablemente sea Twitter la compañía con las ideas más claras en este punto, al partir del diseño como base y no de la pura ingeniería. No es un tema menor este punto, si no es el principal es el segundo más importante para el éxito sostenible de una plataforma cerrada.
      • Debe haber competencia. El fracaso de una plataforma cerrada deriva de su falta de acierto para innovar y resolver las nuevas necesidades de sus consumidores, que le impide sostener su posición de ‘monopolio de plataforma’ porque los usuarios salen a buscar alternativas. Un ejemplo puede ser Flash, que va a sucumbir ante HTML5. Flash consume demasiados recursos de unos ordenadores que ahora son tablets y ‘macbooks air’ y necesitan optimizar el consumo de batería.

      Personalmente creo que Google debería dar un giro tan radical, incluso en su forma de pensar como equipo de ingeniería (Opensource, abierto como Android)  y crear su propia plataforma cerrada y controlada. Una alternativa. Pero para eso necesitas captar los usuarios (extraordinariamente difícil por no decir ya que imposible). Y crear tu propia plataforma controlada. Parece que tienen algo… pero realmente no lo tienen.

      ¿El que quiera una experiencia más ‘alternativa’ o libre, más creativa…? Por supuesto que la Web existe y existirá. Eso no es discutible. Y un buscador será necesario claro. Lo mismo que aún hay gente que usa el IRC (el chat de toda la vida) o Usenet.

      O gente que aún tiene televisión en Blanco y negro.

      Exagero, sí.

      Pero de lo que hablamos es de cómo evoluciona el interés del usuario, lo que quiere. Y quiere plataformas cerradas, controladas, pero fáciles de usar y que proporcionan experiencias más satisfactorias. Y las empresas (y no hablo de multinacionales) también quieren lo mismo. Porque a su vez las personas que forman parte de las empresas, a todos los niveles, ya son usuarios de Facebook!!

      Conclusión:

      ¿Cuánto vale Facebook?

      Tanto como vale hoy Google.

      Y Google vale hoy , a 577.3 $ por acción, 185.000 millones de dólares.

      Valorar Facebook a 85.000 millones $  no parece una barbaridad. Hay que descontar que todo lo comentado debe suceder, que facebook debe estar cuco viendo y apoyando el movimiento y las seguras reacciones de Google para proteger su mercado de publicidad.

      Cuando Google salió a bolsa no tenía muchos más de 1.000 empleados. Qué tiempos. Y eso fue en el 2004!!

      RSS | XHTML | CSS
      WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U