Lo difícil del Social Media Marketing es: ¿cómo hago para relacionarme con 1.000 desconocidos que hablan de mi marca?. ¿Y con 10.000? ¿Y si no habla nadie, qué hago?.

A diferencia de las Relaciones Públicas de toda la vida, donde había de un lado un periodista que ya sabía lo que es una nota de prensa y una noticia, y del otro un tío/a de Relaciones públicas (generalmente periodista de formación también) que sabía que el periodista tiene que escribir noticias y que sabía redactar una nota de prensa, ahora hay otro panorama.

Ahora hay desde decenas a miles (o decenas de miles) de tíos y tías hablando de todo, de tu marca también. Y si no hablan de ella preocúpate. Cómo gestionar esas relaciones, cómo articular esas relaciones es el meollo. Porque escriben por gusto (o disgusto). Y cuando quieren, de lo que quieren y como quieren. No es una noticia, con su qué quién cómo etc. Sino que es un pensamiento, una opinión parcial, o un ‘me da por ahí’. Si quieres acercarte a ellos, la nota de prensa no vale. Repito: No le hace nadie ni caso. Porque nadie escribe una noticia. Además, si no te conozco, si no te molestas es saber de mí, ¿por qué voy a querer ayudarte a dar a conocer tu noticia? haz que me interese. Ese “haz que me interese” puede ser de muchas formas: que sea de lo que escribo y me guste, que me guste, que me caigas bien, que hayas mostrado interés por lo que escribo, etc.

Uno no coge por la calle y le cuenta al primero que pasa “oye, ¿sabes que mañana lanzamos el nuevo X-590 ?”. Ni mucho menos espera que se lo cuente a sus amigos, excepto como la anécdota de mira qué chalado se me acercó esta mañana.

Pues en internet funciona así. Los periodistas esperan Notas de prensa. Los bloggers, los twitteros, la gente de Facebook etc, esperan otra cosa. Esperan cierto altruismo, no colaborar en el interés descarado de otro. Y de la base de ese altruismo, hacer un favor si hace falta. O dos. O que coincida que es el tema que le apasiona y le dé por hacerte caso y escribir.

Y además, escriben sin permiso. Rajan. O idolatran. Sin mucho término medio. De lo que les da la gana. Ojo, también se equivocan. Saber qué dicen de tu marca, saber cuándo responder, cuándo dejarlo pasar, cuándo apoyar con datos o cómo atender una crítica, es algo muy parecido a un gabinete de crisis casi constante. No por la alarma (salvo en caso de mega marrón) sino porque lo que se publica en Social Media suele ser extremo casi siempre.

Hay una mala noticia además: no sólo es incontrolable. Nos encanta a todos. Luego este tipo de información/comunicación ha llegado para quedarse por muuuuucho tiempo. Así que si tienes una empresa, tienes un mensaje que transmitir, tienes algo que contar, hablan de tí o no lo hacen (y creemé, ese es el peor escenario), preocúpate por los Social Media. Y empieza a hacerte a la idea de que alguien dentro de la empresa va a tener que ocuparse de esas relaciones, lo mismo que alguien se ocupa de atender el teléfono o de atender a los clientes que llaman para preguntar, quejarse o incluso, para contar lo encantados que están contigo.

Por cierto, lo mismo que se necesita un teléfono y una cuenta de email, para gestionar los Social Media y monitorizar qué se habla de tí, establecer relaciones ¡y recordarlas!, también se necesita una herramienta. He estado participando en el desarrollo de una herramienta fantástica justo para eso, para ayudar a hacer el trabajo en Social Media Marketing. Es la mejor herramienta para los Community managers, full time o aunque lo sean a ratos (que es casi siempre, y es estupendo). Constantemente trabajamos mejorándola. Hoy hemos anunciado un montón de mejoras y estamos trabajando en otro montón más. Hacerte fácil el trabajo en Social Media, ayudarte a potenciar el mensaje de tu marca, de eso trata.

Se llama Noteca. Échale un ojo. Pruébala. Probarla es gratis. Si has llegado a leer hasta el final de este post, lo primero gracias. Y lo segundo, visita la web: http://noteca.com

Hay mucho esfuerzo detrás de ese humilde link. Y también hay una gran herramienta.

Me parece una campaña de publi bastante interesante. Y desde luego atrevida. Primero, este domingo lanzan a página completa en El País (imagino que en otros periódicos también) una especie de Nota Informativa: “Hay rumores de que Coca-Cola Light va a desaparecer, y no, no es verdad”. Curiosamente, justo al principio de la campana: Nena, aprieta la dieta que el bikini es un malnacido. El verano viene que vuela, y es el momento perfecto para lanzar la campaña.

En una segunda fase, lanzan una campaña alejada del formato spot habitual. Son declaraciones de presentadores de programas de entretenimiento (no de informativos, se trata de publi, no de contar ningún drama) que explican por la tele eso, de que pese a los rumores, nunca jamás va a desaparecer la Cocke light.

Un producto que se llama Coca de forma coloquial, que tenía en sus principios activos (al principio de los tiempos) cocaína, y que forma parte de su nombre Coca-Cola, y que sin embargo han conseguido que no se asocie con los valores negativos de la droga, es un producto pero que muy bien dirigido en cuanto a marketing.

Así que en Coca-Cola, nada sucede por casualidad. No hay tal rumor. Quizá haya aparecido algún rastro de opiniones en esa línea en algún análisis de mercado de los de Atlanta, y lo han aprovechado. Coca-Cola Light es para chicas, la Zero para hombres de pelo en pecho. Y se venden como rosquillas por estas fechas. Así que para sobresalir un poco del panorama de la publicidad, y con un presupuesto pequeñito, se han puesto a sembrar la duda razonable, para a continuación aclararlo: eh! que no pasa nada :) Coca-Cola Light mola.

Lo más destacable de esta campaña: el par que han tenido. Muchas veces uno se reúne con el responsable de marketing de una empresa de lo que sea, con dos tiendas, y en virtud de no sé qué valores de marca-que-nadie.tiene-en-mente se excusa y se escuda para no correr ningún riesgo. Y a nivel gran empresa, ni te cuento. En multinacionales, ni me lo imagino.

No es que en Coca-Cola vayan a lo loco. Hacen pre-test de las campañas antes de lanzarlas. No sé si servirá de algo excepto para protegerse el culo en caso de que algo salga mal: “es que en los test salía…”. Pero hay que reconocerles valentía sembrando una duda como esa: Dicen que mi producto va a desaparecer. Y partir de ahí. Potenciar el rumor y, apalancados en la credibilidad que puedan tener (mucha, pero no toda) comenzar a desmentir dicho rumor.

Mola.

Han sido muy valientes. Y les saldrá bien. Una buena lección.

RSS | XHTML | CSS
WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U