Imagen 15

La historia de Angulas Aguinaga es una historia de innovación, de visión y de producto bien hecho, bien rico. Y es una historia de aquí, nacida en una empresa de fuertes raices familiares dedicada al pescado. Esta historia hay que contarla.

En 1974 varias empresas familiares con varias generaciones a sus espaldas se unen y forman Angulas Aguinaga. Son empresas tradicionales, de familia, especializadas en la pesca y comercialización de la Angula, y que comprenden que unidos, pueden ser más fuertes y capaces de superar los retos del futuro. No debió ser un proceso fácil, pero consiguieron convertirse en el mayor comercializador de Angulas del mundo, desde la ría de Oria, en Aguinaga.

Pero en los años 80 se produce un cambio fundamental en las capturas de angula: caen un 90%. La contaminación de los ríos, la pesca intensiva… han agotado la disponibilidad de producto, poniendo en riesgo las familias que de él viven y el disfrute de un producto excepcional, situando a Angulas Aguinaga ante un reto apasionante: innovar. Pero innovar no es fácil. Innovar cuesta: esfuerzo, energías, dinero, incertidumbre. Fueron necesarios diez años. Diez años. Trabajando, probando, intentando e invirtiendo en unas condiciones para nada favorables. Pero lo lograron. El resultado son las famosas Gulas del Norte de Aguinaga, una fantástica revolución.

La materia prima elegida para elaborar la Gula del Norte es el surimi , palabra que en japonés significa “músculo de pescado blanco”. La técnica de elaboración del surimi, de más de cuatro siglos de antigüedad, consiste en extraer del pescado recién capturado sólo aquellas partes más nutritivas y sanas;  lo mejor. Para elaborar un kilo de surimi son necesarios cinco kilos de pescado muy fresco: tan sólo pueden transcurrir unas horas entre que el pescado es capturado hasta que se convierte en surimi.

El pescado se eviscera, se limpia sin piel ni espinas y se lava repetidas veces hasta eliminar toda su grasa. El surimi, por tanto, no es otra cosa que pura proteína de pescado de alto valor nutricional y sin colesterol.  Dado que para elaborar surimi puede emplearse cualquier especie de pescado, sólo quedaba elegir una especie que proporcionara los más altos niveles de textura y blancura. El abadejo de Alaska fue el elegido dado que, de cuantos existen en el mercado,  el surimi que se obtiene a partir de él es el de mayor calidad en todos los parámetros contemplados. El último detalle que restaba por reproducir era el característico lomo negro de la angula que se logra con tinta de calamar.

La idea era desarrollar un producto de gran calidad, sabroso y elegante. El desarrollo de las Gulas implicó una larga y difícil investigación, ya que además de conseguir un buen producto, era necesario desarrollar toda la tecnología que necesitaba su fabricación. Tras casi 10 años, en 1991 nacía la Gula del Norte, una revolución en cuanto a marketing: buen naming, una excelente presentación y un producto delicioso. Pero además ha supuesto una revolución social, porque ha permitido que todos podamos disfrutar del placer de unas gulas al ajillo o de unos espaghetti con gulas y gambas estupendos a un precio accesible.

Imagen 11

La innovación ha continuado nuevos lanzamientos bien pensados en cuando a producto, packaging y branding:

  • 2000 Krissia, una gama de palito de surimi de alta calidad, en un mercado dominado por un producto maduro e indiferenciado apostando por aportar más calidad y diferenciación.
  • 2004 la gama de raciones ya preparadas de La Gula del Norte al ajillo, con gambas y con setas, entrando en la línea de cocina rápida que ha ido demandando nuestra sociedad, pero sin perder de vista la alta calidad de los ingredientes, como el aceite de oliva.
  • 2007 una gama de pulpo ya cocido.
  • 2008 King Artik, una gama de productos a base de langostino, crudo, cocido o ya cocinado en recetas como ajillo o salsa de curry.

Imagen 14Imagen 9Imagen 10

Sobre el surimi, un producto habitualmente sin marca e indiferenciado, han creado una gama completa de productos de alta calidad, con muchas posibilidades gastronómicas, sabroso y tan accesible como con cierto enfoque ‘premium’. Y con un branding y posicionamiento claros.

Hace unos días Patricia me envió información sobre un concurso que estaban organizando para estas navidades, regalando un libro de recetas a todos los que se apunten en el sorteo de 50 estancias Natura de La Vida Es Bella. Y pensé que bien merecía la pena contar esta historia de esfuerzo y éxito, que puede ayudarnos a encontrar ese punto de inspiración para atrevernos a hacer algo nuevo y mejor. Hay un mundo más allá del ladrillo, incluso más allá de internet, y es un gustazo contarlo.


Las asociaciones de gestión de derechos de autor siguen en su lucha de Lobby (=grupo de presión a políticos) para despreciar, empequeñecer y disimular el movimiento activo por defensa de internet surgido a raiz del manifiesto.

No quieren darse cuenta de que sencillamente, sucederá. Sucederá con o sin ellos. Tendremos música y películas en digital para descargar, tendremos buenos precios (al comprar ‘directamente del fabricante’) y tendremos una buena experiencia de consumo.

Será o por la vía de compartir archivos, o por la vía de poder adquirirlos en tiendas online (con competencia en precios, calidad y por lo tanto beneficiosas para el consumidor).

No les gusta pero sucederá. Bueno, ya sucede. La cuestión es si las multinacionales del disco, de las películas van a decidirse por abrirnos las oportunidades de consumo que como consumidores demandamos. Que no son las que ellos nos tratan de imponer, y que rechazamos porque sólo les benefician a ellos, que a cambio nos ofrecen continuar con la esclavitud del CD.

Tímidos intentos después de 10 años, son Spotify en Europa y Hulu en EEUU. Son pasos importantes, pero salvo iTunes es todo lo que han dado estas empresas tras estos años de la era internet.

Queremos el futuro y lo que queremos ya. Contando con ellos, o por nuestra cuenta. Y preferiríamos que contando con ellos. Lo que ocurre es que aún se venden muchos millones de CDs. Y prefieren usar la exprimidora y el oligopolio que la inteligencia.

Pues éste es un post para disfrutar dentro de unos meses, cuando pasen las navidades y vuelva la monotonía a las campañas de TV. Uno a uno son spots para ver un buen montón de veces: creativos, inspiradores y molones :)

Estos días se celebra en Copenhague la cumbre de Naciones Unidas sobre el cambio climático. Pero existe un debate de fondo, de acuerdo que las emisiones de CO2 son negativas, de acuerdo que hay que reducirlas, pero ¿de repente el Cambio Climático es una amenaza para nuestras vidas?. ¿Es una exageración interesada o es un hecho?.Poco se habla hoy del ‘agujero de la capa de Ozono’, que sin embargo sigue creciendo, pero ya no es ‘el tema de moda’. Y sin embargo es real, existe, pocos vamos hoy a la playa con un potenciador del bronceado, y sin embargo muchos vamos ya con cremas de protección solar porque, al menos a mí me lo parece, el sol ‘quema más’ que antes.

De fondo hay varias tensiones: por un lado nosotros no somos científicos, luego no podemos conocer y analizar la información en bruto. Sin embargo, como ciudadanos estamos afectados, y necesitamos formarnos una opinión. Eso nos lleva a tener que usar los análisis de otros, instituciones y prensa, para poder formarnos nuestra opinión.

Y los medios se ven asediados por un problema similar, en sus redacciones no hay expertos en clima, y también deben basarse en la información que se les proporciona, contrastada en algunos casos con otras fuentes (en otros no).

Hoy Wired publica un artículo interesante, ¿de dónde viene el negacionismo en el Cambio Climático? y proporciona un interesante documento (PDF)  de una ONG que denuncia que Exxon la principal petrolera mundial, está usando los mismos recursos que usó en los 60-70-80 la industria del tabaco para negar la relación del tabaco con el cáncer. Las mismas agencias de Relaciones Públicas, las mismas estrategias de ‘sembrar la duda razonable’…

Pero analicemos paso a paso:

  • La lucha contra la salud pública de las tabaqueras es de las más indignantes que ha habido nunca. Mentían de forma descarada. Comparar lo que sucede ahora con aquello… quizá no sean casos comparable. No hay nadie de ninguna petrolera negando que el CO2 sea negativo. La cuestión es si lo es mucho, poco…
  • Al Gore como abanderado del movimiento contra el Calentamiento del Planeta hace que dicho movimiento pierda cierta credibilidad. Al Gore no da conferencias gratis, sino que cobra una fortuna por ellas, y ya hizo caja en los 90 con su serie de conferencias sobre ‘Las Autopistas de la Información’. Es un político, que se apunta al carro de moda y lo exprime por intereses económicos. Lo que no significa que no lleve razón, sino que tiene un incentivo para ‘dramatizar’ exagerando para causar alarma social y ganar protagonismo en los medios. No es un científico, sino un político y conferenciante profesional.
  • Las ONGs como Greenpeace hace mucho tiempo que dejaron atrás la lucha por el medio ambiente. Hoy quien se apunta a Greenpeace lo hace buscando aventuras que vivir, y de paso hacer algo bueno. Pero desde un punto de vista de aventura. Y por otro lado, la planificación de acciones de Greenpeace son siempre en función de la cobertura que van a encontrar en los medios de comunicación, y por tanto la cantidad de nuevos abonados que van a conseguir. Utilizan sus acciones como forma de captar socios, de captar ingresos. De alguna forma se pervierte el fin último de muchas de estas acciones. Poco queda de aquellos años 80 y las zodiac bajo los bidones con residuos nucleares.
  • Los lobbies, de todo tipo, que presionan a los gobiernos y a los medios de comunicación para colocar su ‘punto de vista’ a los medios.

Lo que pretendo poner de manifiesto es que, por un lado la comunidad científica no encuentra mucho eco en los medios. Y sus puntos de vista se ven eclipsados por otros más sensacionalistas y más atractivos para la audiencia, generalmente ‘fabricados’ por diferentes grupos de interés. ¿Dónde está la medida veraz del Cambio Climático?

Aquí está el manifiesto.

Y nosotros estuvimos en la concentración de Madrid. Unas 300 personas que, concentradas concentradas, podríamos haber hecho levitar una piedra o algo.

Creo que se ha escrito ya todo o casi todo lo que se podía decir del tema. Pero quería añadir o abundar en algunas cosas:

  • Es necesario. Sí, ZP ó Sinde no nos van a cerrar una web por motivos políticos, pero, con la ley en la mano, dentro de una semana o diez años, puede que alguien sí.
  • Hay que mostrar y defender límites. Ése ha sido el nuestro
  • Enrique Dans ha mostrado una capacidad de trabajo y preocupación enormes. Se leyó la ley, encontró el párrafo y arriesgó su imagen (ante determinado poder político) para defender lo que cree (y creemos) justo. Un crack.
  • Todos los que, con puestos de responsabilidad en empresas, se han comprometido para defender lo que es justo, corriendo el mismo riesgo de exponerse frente al poder político. Unos cracks también.
  • Creo que ha sido una experiencia muy interesante. Y que va a seguir. Pero creo que este movimiento social, descentralizado como decía hoy Dans o el otro día Encinar, es mágico. La realidad política es como una computadora e un bit. o cero o uno. Pero sin más donde elegir. Creo que este movimiento es algo que necesitábamos, porque la defensa de nuestros derechos se ha trasladado al entorno tecnológico, vapuleado y ninguneado por todos los políticos, luego es nuestra obligación (sí) participar en su defensa.
  • Si nos dedicamos a disfrutar la tecnología, a construir empresas y negocios basados en tecnología… si sabemos lo difícil que es crear una empresa, sacar adelante una idea y que funcione… Sabemos lo terrible que es tener que salvar obstáculos extra por no-sé-qué-rollos de las casas de discos.

Me gustaría añadir que las casas de discos, las distribuidoras de cine, están acostumbradas a ofrecer sus productos en régimen de oligopolio. Todos sabemos que un ologopolio es ineficiente para el consumidor, pero precisamente, la excepción que se hace con productos con ‘tintes’ culturales (qué tendrá de cultura un disco de Bisbal, pero en fin) ha convertido ese oligopolio en territorio de excepción de la libre competencia con la bendición de los gobiernos.

Un oligopolio es ineficiente para el consumidor, como decía. Y estaban acostumbrados a imponer a los consumidores desde los precios (serie media, serie baja, seria premium), hasta el número de productos (packs de películas, 15 canciones por CD), hasta las tecnologías (single, LP de dos caras, CD, SuperAudioCD o DVD Audio que es lo último que intentaron). Pero el MP3 supuso el primer standard que eligió el consumidor al margen de la industria. La industria intentó contraatacar con formatos ‘superiores en calidad’ pero inferiores (tienen DRM, no se pueden prestar, no lo puedes reproducir donde quieres etc etc) pero el MP3 era suficientemente bueno para la sociedad, y dio la espalda a las propuestas de la industria.

Otro tanto con el cine. Se venden pelis a los cines en packs cerrados (1 gran estreno + 5 truños + 3 medio éxitos), 6 meses despúes venta en CD y alquiler, 1 año después venta a canales de pago de TV, 2 años después emisiones en abierto.

Todo muy controlado. Pero curiosamente, todo muy uniforme. Es decir, no es un mercado competitivo, sino un oligopolio, no se compite en ese sector y se tiene acordadas de forma tácita o implícita la forma de vender el producto, el precio etc.

Y el consumidor de nuevo, quiere su libertad de elección: me interesa la peli, paso de ir al cine, la quiero ver YA en mi casa. Y me la descargo.Y ni te cuento por dónde me paso las zonas de reproducción de un DVD.

El problema de fondo no es con los creadores, sino con las estrategias de comercialización de los distribuidores (multinacionales). Que son un oligopolio ineficiente (de nuevo) para el consumidor. Y ese secuestro al consumidor, ese exprimirle por la cara,  ha sido cuestión de tiempo, se ha resuelto por la vía tecnológica.

Nos descargamos archivos por internet porque la industria NO nos permite obtener dichos archivos. Con mucho gusto pago los 10 € al mes que cuesta Spotify, porque por primera vez me encuentro una propuesta de valor interesante de la industria, pero es tímida, limitada, sólo una.

El problema es que la industria aún vende muchísimos centenares de millones de € en CDs y DVDs. Y defiende ese mercado, exprimiéndolo. Y está dispuesto a hacerlo manipulando a los artistas, el tonto útil en esta historia. No es culpa de ellos, son cantantes. Muchos no son capaces ni de gestionar sus propios patrimonios (tienen que contratar representantes y gestores) luego no nos debería sorprender que no entiendan qué es lo que está pasando en su mercado. Pero las discográficas, cuya mano derecha es la SGAE, los saca de paseo para que nos den penita.

Pero NO son los artistas los que ingresan menos. Son las discográficas. Y son máquinas de gestionar Relaciones Públicas y, al ser multinacionales, unas cracks para hacer de grupo de presión. Como las distribuidoras de cine.

Un chaval que hoy descarga música es un tío/a con poco poder adquisitivo, que es el mismo que hace 15 años se grababa la música en Casette. No es un comprador. Aunque luego sea capaz de ahorrar para ir a un concierto. Luego ese no es el problema. El problema es cuando sí tienes el poder adquisitivo para comprar música, te encuentras con que no hay posibilidad de comprarla en el formato que es cómodo para tí: en digital, al momento, para escuchar cómo y donde quiera, para prestarla, o para verla bajo demanda (en streaming). Y por supuesto, con un precio adecuado, porque ya que se ahorran en distribución, fabricación, márgenes comerciales… queremos disfrutar del descuento de comprar el producto directamente del frabricante.

Pero eso sería en los mercados eficientes. Pero en los ineficientes, y de nuevo los oligopolísticos lo son, pueden obligarte a tragar con lo que ellos quieran, porque entre ellos no compiten y ninguno va a ofrecer el precio de forma eficiente para el consumidor y la empresa, sino que van a actuar maximizando sólo el beneficio para la empresa.

Pero para eso están el Mp3, el DivX, Spotify y ese tipo de cosas. Para convertir el mercado del cine y la música en un mercado competitivo.

Pirata lo era antes, cuando las multinacionales exprimían al consumidor acordando precios en los CD (hay una multa de defensa de la competencia hace 10-15 años no sé si fue en EEUU o Europa). Un cártel. Y ha durado demasiado.

Menos empresas, menos directivos intermedios. Menos negocio inmobiliario, menos nuevos ricos. Menos trabajo, menos ostentación. Menos viajes de negocios. Menos cenas de negocios. Etc.

El resultado es que vas a Prada y al poco te sueltan que tienes un 50% de descuento por ser ‘cliente especial’. ‘Oiga, que yo acabo de entrar’, pues le hago ‘cliente especial en un periquete, que por formalidades no va a ser’.

El hotel de Hotusa en Madrid Eurostar Tower, 5 estrellacas como cinco casas, recién inaugurado, con precios ‘muy especiales’. Ojo, que Hotusa es de Nueva Rumasa, sí, esos que están vendiendo pseudo bonos con rentabilidades del 8% poniendo como garantía unas barricas de Brandy (y ni siquiera eso está claro).

Otros hoteles de lujo de Mallorca, que directamente están cerrados. Cabe decir que en su mayoría independientes y ligados a constructoras, que cuando se trataba de diversificar no sabían salir del ladrillo.

O el jamón ibérico, con una superproducción que este año, cuando pasen las navidades, se va a traducir en precios de saldo. El ibérico, de bellota y sobre todo de recebo, es todo un producto de lujo.

La producción de productos de lujo vive en plena arritmia producida por el bajón de la economía. España no es ninguna potencia mundial top-ten hoy por hoy, y no lo va a ser durante el próximo lustro. Prada no va a cerrar en Madrid, claro, pero como todos los demás, va a tener que acostumbrarse a tener menos clientes y dispuestos a gastar menos, durante una larga temporada.

Para el próximo año voy a pedir a los Reyes (magos) buenas ideas, creatividad, fuerza, inspiración, talento y capacidad de sacrificio. Porque eso es lo que va a permitir, además de la necesaria reconversión bancaria, salir disparados al puesto que, creemos, nos pertenece.

Google viene fuerte el año que viene. Por un lado Caffeine es el nombre global con el que denomina internamente un cambio profundo en la tecnología del buscador, que le permite encontrar muuuchas más páginas (del orden de x6 veces el actual) y encontrar lo que buscamos el doble de rápido (50% de más rapidez). Además introduce cambios en el algoritmo en elementos de Quality Score (calidad de las páginas). El Quality Score está formado por datos como la velocidad de carga de la página, el tiempo que pasa el usuario en la misma etc. Hasta ahora, formaba parte de los criterios que influían en el precio que pagas por click en Adwords, pero ahora pasa también a componer el algoritmo. Además incorpora la ‘valoración social’ a través de twitter especialmente, que es más difícil de manipular que la compra pura de links.

Además, incorporará resultados personalizados para todos los usuarios. Hasta ahora, si tenías una cuenta de Gmail te identificaba y cuando buscabas algo, iba teniendo en cuenta qué páginas visitabas más de los resultados. Poco a poco, esas páginas iban subiendo posiciones en TU lista de 10 resultados de Google. Pues ahora sucederá con todo el mundo. Complica no poco el trabajo del Posicionamiento en Buscadores, ya que ahora va a influir tanto el posicionamiento que se alcance como el interés del usuario en visitar la página cada vez que entre a hacer la misma búsqueda. Puede tender a cierta consolidación (si siempre busco ‘apartamentos en mallorca’ y siempre hago click en los mismos resultados, perderé ‘variedad’ porque es difícil que entren resultados nuevos que no conozco dentro del top-10. Pero no parece que la experiencia de usuario se resienta, porque precisamente las búsquedas más frecuentes que hacemos y donde acabamos entrando en las mismas páginas, son donde menos necesidad tienes de encontrar los nuevo, sino que precisamente quieres lo de siempre que te interesa.

No pocos cambios, muy interesantes.

RSS | XHTML | CSS
WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U