Juzguen ustedes mismas.

La primera vez que leí sobre este experimento fue en el bien conocido libro de Daniel Goleman “Inteligencia Emocional”. Tiempo después se lo he escuchado también a Eduard Punset citando a otros como autores del experimento. De cualquier forma, aquí tenéis un video muy ilustrativo sobre el tema.

Básicamente consiste en dejar a un niño pequeño a solas delante de una nube en una habitación vacía, sin mucho más que hacer que mirar la nube. Se le dice al niño antes de dejarle sólo, que si no se come la nube, cuando vuelva le dará dos.

Se supone que el experimento predice hasta qué punto somos capaces de resistirnos a una gratificación inmediata, a cambio de recibir una mayor más tarde. Como estudiar, tener autocontrol… esas cosas.

De adultos podríamos cambiar la nube por Twitter. O Facebook.

Muy herida La Casera por las marcas blancas de hipermercados, ahora se ve asediada por la mismísima Coca-Cola en bares y restaurantes. La Casera ya estaba prácticamente limitada a la distribución en eso, hipers, y no se veía en restauración.

Los de Coke tratan de introducir la gaseosa en bares etc (con una capacidad de penetración que ya quisiera Nacho Vidal) y para ello apuestan por una vieja marca de los 50 desempolvada de su portfolio y aplicada en rollo mega retro que me gusta tanto como me genera dudas sobre su capacidad de resultar atractiva. Lo retro es cool, pero la gaseosa no lo es. No sé cómo resultará el invento. Pero la apuesta es súper interesante. Se ofrece en envases 50 cl, lejos de las clásicas botellas de litro y medio habituales en sus rivales en este producto.

Por otro lado La Casera ha aprovechado para entrar en el canal horeca (hoteles restaurantes cafeterías). Para ello han tirado de verano y del sabrosón tinto de verano. Y como Coca-Cola no desarrolla productos con alcohol eso la deja con campo para actuar. Por cierto La Casera pertenece a Cardbury-Shweeps.

Collares molones de Blanco

September 20th, 2009

Bueno, ya te habrás dado cuenta de que he aprendido a postear fotos desde el iPhone :)
Aquí los collares que me han encantado!

Flipado ayer en una tienda de Blanco.

Le falta un posicionamiento claro. O es un trastero o es una minioficina, pero si. Son las dos cosas a la vez queda claro lo que en es realidad.

Bueno, creo que mis simpatías hacia ZP  y su clarividencia económica son conocidas por los/las habituales del lugar. Cabe recordar grandes metáforas como que España estaba en la Champions League de Europa, etc. Pero una de sus perlas favoritas es que la banca española es capaz de dar lecciones al resto del mundo. Porque nuestros bancos están formidables, mientras que sus homólogos de EEUU, UK, Bélgica, Alemania, Francia… no han llegado a quebrar por la intervención de sus respectivos estados, que prácticamente hna tenido que nacionalizarlos. ¿Aquí? Aquí todo va de fábula. Pero si observamos nuestro alrededor seguro que percibimos como algo no termina de encajar en esta historia.

La semana pasada la portada de El País de los Negocios tenía un único y demoledor titular: “España, a la deriva”, con la imagen de un ZP capitaneando el desaguisado. Esta semana, para compensar, también en El País de los Negocios han publicado un especial aniversario Quiebra de Lehman Bros. En dicho especial se puede ver como todos los bancos españoles salen bastante bien parados. No olvidemos que si quieres renegociar 4.000 millones de € (que es la deuda que tiene el grupo Prisa) no viene bien darles cera, gran parte de esa deuda está comprometida con bancos españoles.

Pero hay un brillante artículo, pequeño y de titulo ¿Para cuándo la reestructuración del sistema financiero español? donde se descubre un dato bastante interesante:

Sólo la Caja de Castilla La Mancha, intervenida por el Banco de España, presenta cuentas verdaderamente transparentes. Pues bien, sus niveles de mora alcanzan el 17,3%. El resto del sector muestra un 5% de mora. ¿Es creíble esta diferencia? El hecho de que algunas cajas presuman sin rubor de manipular sus números contables no inspira confianza al respecto. El canje de deuda impagada por activos inmobiliarios a precios ficticios ha permitido a muchas entidades ocultar sus niveles de mora.

Sin lugar a dudas las Cajas están considerablemente peor que los bancos. Los principales bancos españoles tienen bastante diversificados sus ingresos en otros países. Pero de ahí a salir en la foto sonriendo como si nada hubiera pasado… eso es poner cara de Poker. Porque la realidad, es otra. Pero se puede esconder.

Los principales bancos mundiales cayeron víctimas de los activos y derivados basados en hipotecas Subprime. Un papelito que vale un día 100 $ pero al día siguiente vale 0,1 $ es una realidad que dictan los mercados donde se intercambian. Así pues, los bancos que tenían esos activos vieron como se convertían en losas sin remedio.

En España eso no ha pasado. No podían invertir en esos activos, el mercado doméstico daba buena pasta y sencillamente no entraron ahí por fortuna. Peeeero. Pero están metidos hasta las cejas en activos inmobiliarios subprime. No en derivados que se comercializan y cuyos mercados marcan el valor, que debe provisionarse si es inferior al precio de compra. Aquí tenemos pisos, casas, chalets, edificios, urbanizaciones, solares, pedregales… Y tampoco se venden. Pero como no hay un mercado transparente y organizado donde se intercambian diariamente estos activos, ¿qué valen entonces estos activos?

Esa es la pregunta del millón.¿Cuánto vale una casa que no se vende al precio de venta? Pues momentáneamente y hasta que se venda, el precio al que se compró (que para evitar provisiones/pérdidas los bancos/cajas los compraban al precio de venta -30%, es decir, el importe del préstamo al promotor generalmente). En otros casos, el precio de compra original (que hoy es irreal) y etc etc etc. Es decir, las cosas no valen lo que pone en los libros contables, valen lo que dicta el mercado. Y como lo que dicta no interesa, el precio de los activos inmobiliarios no baja.

Tenemos por un lado bancos que no dan hipotecas si no se cumplen los requisitos lógicos y olvidados de antaño: que no suponga el peso de la hipoteca más del 30% de los ingresos del comprador/es, que no sea a más de 20-25 años, que no sea más del 80% del valor de tasación… Luego no dan hipotecas a casi nadie. Primero porque se están guardando todo el dinero que pueden por si acaso lo necesitan para cubrir pérdidas. Y segundo porque no se creen los precios de venta de hoy en el mercado y no están por la labor de dar un préstamo para comprar algo que cuesta 100 pero no creen que valga más de 65.

Y ya puestos a correr un riesgo, prefieren dar la hipoteca a los compradores que se lleven una de sus viviendas en stock.Con una rebaja del precio original tan ridícula como misteriosamente coincidente con el valor del préstamo promotor que se concedió en su momento. Magia.

Así que, como decía,  por un lado tenemos bancos que no dan crédito a nadie porque las cosas no valen lo que pone, y un mercado por tanto detenido. Congelado. Y por otro tenemos unos bancos que no están dispuestos a vender nada por debajo del 30% de rebaja de PVP porque por debajo de ese precio tienen que  apuntarse pérdidas. ¿Cuánto valen realmente sus activos inmobiliarios?. Hasta el Banco de España ha reconocido tácitamente que los precios no van a bajar mucho más del 30% porque esa es la cantidad que les obliga a provisionar como máximo, suponiendo pues que el precio de las viviendas es como mínimo del 70% de su loco, irreal, disparatado y majara PVP. Una conclusión tan loca  como necesaria para la supervivencia de las instituciones financieras, y por tanto, de la civilización que conocemos.

Tachaaan. Muy poco. ¿Resultado? Pues una situación más bien mala. Si tienes acciones de un banco, claro.

Pero además, si vemos la mora de Caja Castilla la Mancha, un escandaloso 17%!!! Y como resaltan los autores del artículo, ¿quieren que nos creamos que el resto sólo tiene un 5% de mora? Evidentemente, no es así.

¿Cuándo quiebran un banco? Cuando no le devuelven los préstamos generalmente. Se llama Mora. Y se mide. Pero también se esconde. Nuestros bancos y cajas han encontrado la forma de hacerlo: quedándose con los activos inmobiliarios. Pero en lugar de vía embargo (reconociendo por tanto el crédito fallido y teníendose que apuntar la provisión correspondiente) vía ‘Compra’. Falsa compra. Supone un embargo encubierto. Y dichos activos permanecen en los balances de nuestras entidades financieras valoradas cómodamente. Pero por una cantidad irreal.

Si la crisis fue debida a la inflación de activos porque los bancos lo daban todo (el cielo era el límite, luego los precios subieron hasta ese límite) y los bancos no dan hipotecas (no hay un mercado) y no ofrecen sus activos inmobiliarios a precios de mercado (falseando por tanto los precios del mercado), y los promotores tampoco los bajan porque, para peder dinero que se quede la promoción el banco… el resultado es que unos por otros (y especialmente por culpa de los bancos/cajas) el precio de los activos inmobiliarios no baja más de un 30% pero ni con esa rebaja se venden, sólo es el precio de venta. Pero es el precio contable, que es lo que les interesa.

Y mientras ZP viéndolas pasar. Evidentemente es mejor actuar para evitar que los bancos quiebren incluso haciendo la vista gorda, evidentemente las entidades financieras tienen que guardar todo el dinero que pueden para evitar quebrar… pero evidentemente también el capital para apoyarles está saliendo del Estado y digo yo, que algo se les debe exigir. Pero es una interesante disyuntiva. Sangrante también.

Cómo estarán las cosas que el Banco de España achucha para que empiecen las fusiones de las cajas, que son las evidentes peor paradas de esta rave financiera que hemos vivido esta última década.

Hola, llevo unas semanas loco con un tema: creo que los feeds se lanzan cortados, sin que se vea nada más que el titular. O así lo veo yo en mi lector. Pero por más que en el wordpress le pongo Reading show full text… ni caso.

¿soy yo sólo / os pasa también a vosotros? ¿alguien tiene alguna idea de qué puede ser…?

Gracias por la ayuda!

Ferran

Estos días se empieza a aplicar la directiva comunitaria dirigida a eliminar (reducir) la presencia de bolsas de plástico, fundamentalmente en comercios de alimentación porque son los principales ‘focos’ de algo tan útil como de repente,  ahora demonizado.

Como seguimos teniendo la necesidad de transportar cosas, se plantean las posibles soluciones en plan bolsones de nylon (que deben ser sanísimas para el medio ambiente), bolsas de tela (imagino que el algodón no estará blanqueado con cloro), o de papel (seguro que reciclado, y sin productos químicos que agredan al medio ambiente). O el carro de la compra. Pero el caso es que las bolsas de plástico no han llegado a ser tan populares porque sí.

Haciendo memoria recuerdo como hace ya mucho años (quizá 20 añazos) los Mercadona cobraban cada bolsa de plástico a 10 pesetas, buscando precisamente un ahorro de costes/vía de ingresos por ésta vía. Pero pronto la abandonaron: es mucho más rentable repartirlas gratis. ¿Por qué?

Es fácil: si al cliente le cobras las bolsas, si al cliente le haces ir con sus propias bolsas, inevitablemente le estás poniendo un obstáculo a su compra. Si se las cobras, limitará el número de bolsas que necesita para ahorrar dinero porque es algo que realmente fastidia que te cobren como son las bolsitas de la compra, con el logo bien grande del supermercado (“y encima de cobrármelas, les hago publicidad…”). O si llevas tú tus propias bolsas, te  limitará el número de productos que puedes comprar, porque si coges una o dos, no puedes cargar más, luego tampoco puedes improvisar cosas que no tenías pensado comprar.

Y la compra compulsiva, la compra no-prevista, es la base del comercio en alimentación. De ahí las ofertas, ‘llévate 3×2′ etc. Pero si no tienes espacio para llevártelas… Pues no te las llevas y el efecto de la oferta que neutralizado. Los negocios perderán pasta. Los productos grandes serán los más penalizados.

Porque ésto no es nuevo. En los 70-80 íbamos a la compra con bolsas de tela, cestos y carritos de la compra. Hoy apenas sobrevive el carrito, y sólo porque da la ventaja de llevar más cómodamente el peso. El resto de soluciones murieron porque son sensiblemente más incómodas para el consumidor, y limitan las ventas de los comercios. Hace años los productos se vendían a granel, sin bolsas… lo que era considerablemente más marrano. Es mucho más limpio el uso de bolsas.

Pero además, antes, hace 20/30 años, las compras las hacíamos mayoritariamente en ultramarinos y supermercados. Los ultramarinos, comercios muy próximos a la vivienda, prácticamente han desaparecido. Los supermercados vivieron unos años de bajón por la aparición de hipers, pero Mercadona, Día y otros han relanzado el formato, que se caracteriza porque mientras a los hipers hay que ir en coche y se aprovecha para hacer la compra semanal y de productos para la familia no de alimentación (TV, deportes, libros…) los supers son sólo de alimentación y se va andando, estando a un máximo de 15 minutos. Pero el volumen y la frecuencia con que se acude ha cambiado también mucho.

Y más cosas han cambiado: la mujer trabaja hoy mayoritariamente, y la compra se hace con menos frecuencia. De diaria se ha pasado a fundamentalmente semanal e incluso mensual. Con lo que la cantidad de productos a transportar ha aumentado al aumentar tanto el poder adquisitivo, los alimentos (hoy día compramos mucho más, y hay mucha más variedad) y todo ese mayor volumen ¿con bolsas de tela traídas de casa?. No digo que no se pueda (y va a tocar hacerlo) pero no encaja con los hábitos que impone la sociedad hoy.

Y por último, ¿es que acaso las bolsas de basura  no son bolsas? ¿y no son malas? ¿y no se necesitan 3 ahora para poder reciclar en papel, envases y orgánico? ¿no ha incrementado eso el uso de bolsas?

Creo que por un lado nuestra sociedad vive vaivenes sin mucho sentido derivadas de decisiones más políticas o fundamentalistas que sensatas. El principal agente contaminante son las fábricas. Digo yo que es más práctico actuar sobre 10.000 fábricas que sobre 40 millones de ciudadanos. Y los efectos más rápidos e inmediatos en la defensa del medio ambiente. O con los coches. Pero sus fabricantes, son bastante más duros e influyentes que los efectos de la política antibolsas.

Pero qué contrasentido promocionar el mayor uso de bolsas de basura (es obligatorio por ordenanzas municipales, porque es más higiénico) y además promocionarlas aún más con el tema del reciclado. Y luego iniciar una campaña en su contra. Planteando alternativas que tampoco parece francamente muy ecológicas, porque ahora habrá que aprovisionarse de bosas de nylon, de tela, o papel, y no son neutras para el medio ambiente, ni mucho menos si se tienen que adoptar de golpe y de forma masiva.

Así que me quedo un poco perplejo. ¿realmente está acción es la más urgente en defensa del medio ambiente? Sin ser un químico (y los políticos tampoco lo son) me da la impresión de que no. Habiendo tanto como hay por hacer, me parece que es una política contradictoria, imposible de aplicar por las propias necesidades de nuestra sociedad para el transporte de lo que consume, o para deshacerse de lo que ha consumido (transportar basura).

Si el reciclado del vidrio es un producto de los enfrentamientos de los 80 contra el tetrapack y el buenismo político en busca de una imagen que capitalizar en votos, pero sin pies ni cabeza (el vidrio es inerte y no contamina, y su recuperación es más contaminante que su propia producción en terminos absolutos), creo que esta otra gran operación viene por el mismo camino.

Vivir hoy contamina. Existir impacta el medio ambiente.

foto vía: el blog de marketing

RSS | XHTML | CSS
WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U