Y no parece que por poco tiempo.

Más que hacer BlackHat SEO ha hecho BlackHat Finances.

Varias entidades están usando las mismas técnicas de riesgo.

(Cosas veredes, amigo Sancho.)

Gordo Marrón. Esa es nuestra economía mundial estos meses. Y también el nombre del Primer Ministro de Inglaterra. Eso es estar en el momento oportuno (no sé si en el lugar adecuado).

Brillante apunte de Antonio Ortiz:

(sobre Mercadona) Ahora han dado un primer paso atrás en la estrategia y 100 de ellas vuelven a sus lineales (El Economista, Albert). Aunque las verdaderas razones pueden quedar ocultas – las negociaciones marcas / distribuidor – puede que al final la teoría de larga colano vaya tan desencaminada y que no estemos dispuestos a renunciar a las elecciones que nos sacan de las mayorías y del perfil común.

Qué triste entrar a comprar y tener el mismo tomate frito que todos, la misma leche que todos, el mismo tipo de pan… ahhhhg! Eso es 1984 (el libro, no el año). Nuestra identidad también se define por nuestras elecciones al consumir… sin elecciones nuestra identidad pierde la sensación de ‘soy único’. A la libertad por el consumo, parafraseando a Marx (con dos webs)

Hoy he descubierto un botón en Google Reader que muestra info sobre cuánta gente sigu un blog por Google Reader. Esperando ver 60  me he encontrado con casi 700. Me he sentido Madonna. Lo primero: muchísimas gracias por leer PopMK, y eso con la irregularidad de temas y de publicación que llevo tiene un mérito espectacular. Lo segundo, voy a explicar un poco más lo de Madonna: podría haber dicho Robbie Williams, que oye, mola, pero ¿hay alguien más estrella que Madonna?. Bueno quizá sí. O no. Y qué.

En cualquier caso: muchas gracias. Ha sido una sorpresa muy agradable.

Tras 8 años he conseguido elaborar una tortilla de patatas formidable. ¿Cómo sé que es formidable? Porque prácticamente llega a ser tan buena como las de las mamás y las abuelas. Por supuesto, jamás llegaré a su olimpo.

Compré unos tomates de Solo RAF. Oyes, muy ricos. Los costes de envío putean un poco, porque si no quieres que el kilo de tomates te salga a 30 euros (ya pueden ser buenos) pues pides dos o tres o cuatro o cinco kilos… lo que es una excusa fantástica para compartirlos, además están realmente muy buenos. Y también agradecer a Fer unos limones de huerta huerta.

Estas semanas he descubierto que los especuladores son necesarios en la economía. Me disgusta, pero saber que son necesarios lo hace más llevadero, ya que te pongas como te pongas necesariamente hay que convivir con ellos. No obstante, destacar que son necesarios y peligrosos. Son buenos porque crean mercado. Siempre están comprando para después vender cosas, y ganar con la diferencia. No les gusta ni les apasiona nada excepto repetir ese proceso una y otra vez, inflando las expectativas de sus potenciales compradores para conseguir la mayor tajada posible, aunque lo que venden sea humo o casi o no (me caen gordos igual). Pero crean mercado, y ayudan a que el resto de la sociedad encuentre movimiento cuando quiere comprar o vender algo. Pero son también peligrosos: son beneficiosos en una proporción concreta respecto el resto de agentes económicos, pero cuando son el modelo dominante se produce una burbuja económica. Las burbujas se caracterizan por dos cosas: todas duran más de lo que la gente piensa y todas explotan. Y cuando explotan crean una enorme devastación allí donde se han generado. Como ya estamos experimentando a nivel global y en todas partes lo que jode una burbuja (por listo/despistado que seas es muy difícil que no te pille directa o indirectamente), creo que es tiempo para pararse a pensar qué modelo de agentes económicos es beneficioso para la economía o qué modelo es sencillamente un parásito. Yo creo que los especuladores son parásitos económicos, que momentáneamente son beneficiosos (o tienen algunos efectos beneficiosos, totalmente colaterales claro) para la sociedad, pero que tienden a colonizar la economía en la que existen, arrasándola, acabando con ella y con todos los agentes que la forman.

Bueno, ya divago. Por cierto, no quiero acabar sin alegrarme de las victorias de Galicia, País Vasco y de Rajoy. Parece que empezamos a ser una democracia con cierta madurez. Eso me hace feliz. Los 5 kilos que me sobran tampoco me amargan. Que viva la tortillaca de patatas!!

RSS | XHTML | CSS
WordPress Theme distributed by FREE Templates 4U